Mi experiencia con el Biomagnetismo

Mi experiencia con el Biomagnetismo

Mi experiencia con el biomagnetismo comenzó el año 2004 cuando conocí al Dr. Goiz Duran, quien se presentó en un encuentro de terapias alternativas y el colegio medico, en esa oportunidad expuso su tema como biomagnetismo medicinal.

Tema asombroso, que iba acompañado de resultados exitosos en enfermedades tan complejas como el  VIH entre otros, fue así como me decidí a tomar el curso con él e iniciar el camino del biomagnetismo, el que me ha traído muchas satisfacciones, al cual con el tiempo y la experiencia he ido sumando otras técnicas permitiendo cada vez mas efectividad en el proceso de sanación holística. Pero ahora nos referiremos puntualmente al biomagnetismo:

Comenzaremos por explicar en palabras simples la terapia del biomagnetismo, como el equilibrio del ph en el organismo, aplicando magnetos de mediana potencia (sobre 1000 gauss). A través de la contraposición de imanes con polaridades negativo/positivo localizados en lugares específicos del cuerpo físico, se logra eliminar virus bacterias hongos y parásitos, causantes de determinadas enfermedades.

A través de la contraposición de imanes con polaridades negativo/positivo localizados en lugares específicos del cuerpo físico, se logra eliminar virus bacterias hongos y parásitos, causantes de determinadas enfermedades.

Un poco de historia: El creador del sistema, el doctor Isaac Goiz Duran, de profesión médico, egresado de la universidad autónoma de México con la especialidad en fisioterapia, fue quien a través de la experimentación con imanes para aliviar el dolor de sus pacientes logro darse cuenta del poder sanador de éstos, mezclándolos con un test de respuesta muscular inteligente que le permitía tener información del paciente a través de la observación en sus pies, lo que le daba por respuesta donde estaba el origen de tal o cual enfermedad, problema o desequilibrio en el organismo.

Así fue como logro crear un rastreo del cuerpo humano basado en 180 pares originalmente los que al día de hoy suman más de 300 pares biomagneticos, cada uno de ellos especificando su ubicación anatómica, los microorganismos que allí se ubicarían y la patología que podría causar. La practica: en aproximadamente una hora el terapeuta escanea bajo un protocolo establecido el cuerpo del paciente de cabeza a pies, atento a la respuesta que da el paciente con un pequeña contracción de su pie derecho, que al producirse daría a conocer la ubicación del órgano a tratar en el que se aplica un magneto positivo, buscando posteriormente su par biomagnetico aplicando un magneto negativo.

A modo de ejemplo, riñón-riñón en donde ambos magnetos van sobre la misma zona o parital -riñón donde los magnetos van ubicados sobre distintas zonas, al aplicar los magnetos entre 12 y 20 minutos ya estamos impactando magnéticamente la zona y eliminando el problema, todo esto se realiza en la misma sesión necesitándose de acuerdo al grado de complejidad del problema o patología entre tres a cuatro sesiones aproximadamente, para ya no encontrar pares biomagneticos como respuesta y por ende saber que el organismo estableció su orden natural y se esta haciendo cargo de todo .

En aproximadamente una hora el terapeuta escanea bajo un protocolo establecido el cuerpo del paciente de cabeza a pies

Teóricamente el biomagnetismo se puede aplicar para todo tipo de enfermedades, en la práctica es una terapia que no tiene contraindicaciones con la excepción de los marcapasos y personas sometidas a quimio y radio terapia, las que se recomiendan esperen a lo menos seis meses para tratarse con biomagnetismo.